Guillermo Latorre

CEO de Cuéntica, amigo de Django, sketchnoter y vegan.

5 cosas que debes saber sobre cómo ven los perros: su sentido de la vista

image En la crónica del seminario sobre el uso del clicker en la discriminación de estímulos, comentaba que gran parte de la charla se centró en conocer bien los sentidos de los perros para entender cómo perciben el mundo. Esto es un paso esencial que nos permitirá no sólo conocerlos mejor sino poder hacerles la vida más fácil y no cometer asunciones erróneas.

Si para nosotros el sentido más importante es la vista, para los perros es el olfato. La visión, para ellos, es menos importante. Pero… ¿cómo ven los perros? ¿Tienen un sentido de la vista comparable al nuestro?

Existen numerosos estudios y artículos sobre este tema, algunos de ellos los enlazo al final del artículo como lecturas recomendadas. No obstante, tras escuchar y leer sobre ello, he querido resumir y plasmar los 5 puntos más importantes que todos deberíamos saber sobre la vista del perro.

1. Sí, distinguen los colores. Pero de una forma diferente a la nuestra.

Una antigua creencia que ha sido desmentida por numerosos estudios es que los perros ven en blanco y negro. No es así, los perros ven en color, pero con un espectro diferente al de los humanos.

Simplificando el asunto científico, su visión consta de dos tipos de receptores de color, en vez de los tres que tenemos las personas. Estos receptores se llaman conos y son los causantes del espectro de color que somos capaces de distinguir. Un tipo de conos es sensible a la luz roja, otro a la luz verde y otro a la azul.

image

Los perros, al tener solamente dos tipos de conos, no pueden percibir algunas combinaciones de colores como nosotros: no son capaces de distinguir bien las tonalidades de colores entre el rojo y el verde, todos ellos los ven como tonalidades de amarillos.

2. Ven mucho mejor que nosotros en la oscuridad

Tienen un tipo menos de conos, pero tienen muchos más bastones, los receptores encargados de la sensibilidad de la vista en condiciones de escasa iluminación.

Además, su vista cuenta con algo que no tenemos nosotros, una capa llamada tapetum lucidum que actúa como un espejo para reflejar los rayos luminosos, incrementando la efectividad de los receptores. Esta membrana es la causante de que siempre que le haces fotos a tu perro en lugares oscuros, le brillen los ojos. Sí, sí, que no está poseído, :)

image

Por todo ello, los perros son capaces de distinguir mejor los objetos en condiciones de oscuridad, concretamente se habla de entre 4 y 5 veces mejor que las personas. Su vista tiene una mayor sensibilidad, por lo que su visión nocturna es mucho mejor que la nuestra.

3. Tienen una vista preparada para detectar el movimiento

Los perros nos ganan por goleada en la percepción de movimiento. Somos unos cenutrios detectando movimientos en comparación con su enorme habilidad.

Se cree, incluso, que los perros identifican visualmente a las personas por su forma de moverse, más que por su aspecto, su color o su indumentaria. Confían mucho más en su habilidad para detectar patrones de movimiento que cualquier otra cosa.

image

Además de disponer de muchos más bastones, que también se encargan de la detección del movimiento, la frecuencia con la que capturan y procesan imágenes es mayor que la nuestra. Es el mismo concepto que ocurre con las cámaras superrápidas: procesan más imágenes por segundo que nuestra vista, por lo que después podemos reproducirlas y parece que la secuencia sea a cámara lenta. Los perros, a efectos de nuestra percepción, es como si vieran a cámara lenta, y eso les hace ser mucho más efectivos al calcular distancias de objetos en movimiento para, por ejemplo, cazarlos.

4. ¿Pueden ver la televisión?

Voy a intentar explicarlo mencionando el mínimo número de palabros raros, como herzios, frecuencias o ratios.

Todos sabemos que una película no es más que una secuencia de imágenes, pasadas rápidamente para no darnos cuenta de que son fotos sueltas. Las personas, por las capacidades de nuestra vista, necesitamos que pasen un determinado número de imágenes por cada segundo para percibirlas como una secuencia continua, como en una película.

En cambio, los perros necesitan un número de imágenes mayor por segundo para percibirlas como una secuencia. Si proyectamos una película para nuestra vista, sus ojos son más rápidos que los nuestros y ven "blancazos" engre cada fotograma. No verán una secuencia, verán una especie de slideshow o pase de imágenes.

image

Con las televisiones actuales, cuya frecuencia es mucho mayor a la que tenían antiguamente las televisiones "con culera", el ratio de imágenes por segundo es superior al que detectamos tanto nosotros como los perros, por lo que entendemos que ellos también ven una secuencia continua sin efectos extraños entre medio de cada fotograma. "

5. La distancia a la que su vista funciona bien

La vista de un perro alcanza menor distancia que la de una persona, del orden de cuatro veces menos. Es decir, que si nuestra agudeza visual nos permite distinguir un objeto perfectamente a 100 metros, ellos necesitan que esté a 25 metros para distinguirlo de la misma manera.

Sin embargo, su agudeza visual aumenta mucho si el objeto en cuestión está en movimiento. En ese caso, la distancia a la que pueden detectarlo es mucho mayor. Tienen su visión súper preparada para percibir el movimiento, como decíamos en el punto 3, y esto también afecta a su agudeza visual.

Algo que debemos tener muy en cuenta es que tienen mayor dificultad para ver objetos cercanos. Si nosotros podemos enfocar los objetos hasta cuando están a 6 centímetros de distancia de nuestros ojos, los perros necesitan una distancia de unos 30 centímetros. Les cuesta enfocar algo que se encuentra a menor distancia.

image

Y en cuanto al ángulo de visión, el del perro es de unos 250º, muy superior a los aproximadamente 180º que disfrutamos los humanos.

Enlaces y lecturas recomendadas: