Guillermo Latorre

CEO de Cuéntica, amigo de Django, sketchnoter y vegan.

Arnés "SENSE-ible": una herramienta fundamental en los paseos con el perro

Django es un cachorro con muchísima fuerza y en algunas ocasiones se engorila con alguna cosa hasta tal punto que bloquear la correa para que no pueda avanzar hace que realmente crea que se puede hacer daño en el cuello con el collar.

Una alternativa evidente a los collares son los arneses. Si miras por internet, hay cientos de artículos explicando las ventajas e inconvenientes de cada uno. En mi caso, simplemente Aarón Sánchez me recomendó un modelo concreto que creía que le iba a ir perfecto a Django y por un precio muy razonable (entre 20 y 30 leureles).

image

Se trata del arnés SENSE-ible, de la empresa Softouch Concepts. Tengo que decir que Django lleva sólo tres días con él, pero he notado una diferencia absolutamente ASOMBROSA. Tira muchísimo menos, le noto mucho más cómodo y para mí es muchísimo más fácil dirigirlo durante el paseo. Vamos, que en sólo tres días ya se ha convertido en una herramienta esencial de nuestros paseos.

La correa se engancha por delante, mediante la anilla que va en el pecho del perro. Esa es gran parte de su magia, pero también requiere un poco de práctica para acostumbrarse a caminar de esa forma sin entorpecer al perrete. Con un par de días te acostumbras y ya eres un artista del manejo, :)

image

¿Pero no te tira con más fuerza usando un arnés?

Esta es una pregunta que me han hecho varias veces en los últimos días. Y la respuesta es no. De hecho, es todo lo contrario. No sé qué ocurre con otros arneses, pero con el Sense-ible desde luego no.

Instrucciones para usar el arnés SENSE-ible

image

Es muy importante medir a tu perro para comprar la talla adecuada y después leer detenidamente las instrucciones sobre cómo ajustarlo correctamente, para conseguir toda su efectividad y evitar incomodidades tanto al perro como a ti.

Básicamente se trata de ajustar correctamente los tres tiradores para que todo encaje exactamente como debe ser: las anillas laterales en los costados, por encima de las patas y dejando que la correa inferior tenga un poco de soltura. Y para la anilla delantera, que es la más importante, ajustarla bien pero dejando soltura para que quede un poco por debajo de las laterales y que se levante hasta quedar horizontal con respecto a ellas cuando el perro se sienta.

Enlaces relacionados: