Guillermo Latorre

CEO de Cuéntica, amigo de Django, sketchnoter y vegan.

Entrevista a Christian Acín, entrenador de habilidades

image

Christian Acín es... no sé muy bien cómo definirlo. Podría ser un "entrenador canino especializado en las habilidades" o una "persona especializada en la utilización del clicker como herramienta de aprendizaje en los perros". Pero en realidad estas son descripciones demasiado formales y simples, porque cuando conoces a Christian y a su perro Shaggy te das cuenta de que tienen algo especial. Podemos llamarlo vínculo, amistad o como queramos, pero es algo realmente especial. Y lo han conseguido a base de trabajo y diversión conjunta durante más de cinco años, utilizando el clicker como un recurso importante en el proceso.

Lo que más me gusta de Christian es su fascinación por comprender las emociones de su perro, su esfuerzo por aprender no sólo a entenderle sino también a ayudarle para conseguir que sea más feliz. Y, además, es un gran comunicador capaz de contagiar de esa fascinación al que tenga la suerte de escucharle hablar cara a cara.

Actualmente imparte cursos de habilidades con clicker en Factor Amigo, con Aarón Sánchez, al que Django y yo estamos asistiendo y en el que estamos aprendiendo un montón de cosas.

¿Qué es el aprendizaje con clicker?

Es una pena que los perros no hablen nuestro idioma, muchas veces tenemos dificultades para comunicarnos con ellos, más si se trata de conductas o comportamientos que requieren un alto grado de comprensión. Esto choca con nuestra testarudez humana que responde a la vieja usanza: a base de palos, se aprende. Pero también choca en su mundo interior, tan diferente al nuestro, haciéndolos no del todo felices.
El aprendizaje con clicker es un método de adiestramiento en positivo que abre un canal de comunicación entre perro-guía basado en la comprensión, la estabilidad emocional y el vínculo. Y lo hace con una serie de refuerzos o recompensas asociadas a un aparatillo que le indica al perro qué es lo que se debe hacer, cómo y cuando, como por arte de... ¡ciencia!

Sólo cuando es posible la comunicación, podemos conseguir un precioso vínculo con nuestro perro y podremos hablar de amistad.


¿Podrías decirnos algunos errores comunes en el adiestramiento con clicker?

Sin duda el peor error que se puede cometer es empezar sin tener ni idea de lo que se está haciendo, sin responsabilidad. Nuestro perro es un ser vivo y no podemos jugar con sus emociones. Si la cafetera se estropea... podemos comprar otra, no siendo así con nuestros seres queridos.
El que necesite conocer los errores más comunes que se deben evitar al utilizar un clicker, debería informarse.


¿Algún consejo o recomendación para el que está descubriendo el mundo de las habilidades?

Nunca enseñes conductas para satisfacer tu ego. Esto es un juego, es cosa de dos. Hay que tener en cuenta siempre cómo se están sintiendo todos los miembros del equipo.
Cálzate tu mejor estado de ánimo, tu mejor humor y tu mejor sonrisa. ¡Siempre!
Abre tu mente y diviértete.


¿Para qué sirve enseñar habilidades a un perro?

Hay que tener en cuenta que todo aprendizaje requiere la resolución de algún problema. Con un aprendizaje controlado, motivador y responsable podemos proporcionarles a nuestros perros unas herramientas valiosísimas para su día a día: tolerancia a la frustración, gestión y equilibrio emocional, mejor control de estrés... Pero sobre todo, para divertinos. Divertirnos con nuestros mejores amigos.


¿Alguna otra recomendación personal?

Recomendaría practicar deporte con vuestro perro. Salir a hacer footing o montar en bicicleta, por ejemplo.
Hacer ejercicio genera endorfinas que son las responsables, entre otras cosas, de hacernos sentir bien. No hay nada mejor para fortalecer el vínculo que sentirnos bien juntos.