Guillermo Latorre

CEO de Cuéntica, amigo de Django, sketchnoter y vegan.

Microtopia: el arte de reducir el hogar a lo esencial

Desde hace unas semanas estoy interesado en la corriente del minimalismo aplicado a la vida cotidiana. Este fin de semana he visto el documental Microtopia, una película con entrevistas a personas que están haciendo las cosas de forma diferente, personas auténticas que están trabajando para conseguir mejorar el mundo tal y como lo ven ellos... y nadando contra corriente.

Todas las entrevistas son dignas de ver, pero me llamó mucho la atención la entrevista a Stéphane Malka, cuando habla de las casas actuales como un almacén con todos los posibles recursos y servicios que pueden necesitarse en un momento dado. Me sentí bastante identificado y me hizo pensar. Por ejemplo, debido a mi cambio de piso llevo un par de semanas sin lavadora, y he descubierto la eficacia y la eficiencia de los servicios de lavanderías públicas. Aunque está poniéndose de moda, en España no es muy habitual tener el hábito de hacer una colada "grande" que incluye el secado de la ropa, todo en menos de una hora y por sólo unos euros sueltos.

Un buen amigo (e informático), al preguntarle qué compañía de ADSL tenía contratada (en medio de mi búsqueda para el nuevo piso), me contestó "ninguna tío, con el móvil ya nos vale, porque si queremos bajar pelis lo hacemos en el trabajo". ¿¿¿Cómo??? Me dejó alucinado, porque yo ni siquiera me había planteado la posibilidad de no tener internet fijo en casa (a lo más que había llegado era a pensar si ADSL o fibra). Y lo peor es que creo que sería muy razonable: yo también puedo descargar cualquier cosa en el trabajo y mi contrato de móvil es muy amplio, con una muy buena conexión incluso usándola compartida con otros dispositivos.

Casas móviles en un acantilado

Dejando a un lado casos concretos... ¿es nuestra "casa ideal" un almacén enorme, repleto con todos los recursos y servicios que "quizá" necesitemos en algún momento? ¿Puede extenderse la corriente de la "externalización" de recursos y servicios a nuestras casas? Una casa con el espacio justo, con los recursos absolutamente necesarios, bien ubicada y bien diseñada... ¿puede ser más cómoda, más vital, mejor para sentirnos más vivos? Hay muchísimos ejemplos de personas que lo creen firmemente, lo experimentan y no vuelven atrás.

Un asunto clave sobre el que reflexiona Microtopia es el carácter sedentario del ser humano actualmente, más como una costumbre que como una cuestión natural. Varios de los entrevistados exponen en sus discursos lo "natural" que es ser nómada, no estar atado a ningún lugar específico y poder moverte libremente por el mundo. O por tu porción de mundo. Y se ven ejemplos de proyectos que están funcionando actualmente, como casas móviles, uso de materiales de transporte para su adaptación a viviendas, hogares con patas que van andando por la calle... o las alucinantes habitaciones-grúa.

Un entrevistado en su casa en EEUU

Un tipo demuestra, con su ejemplo, la posibilidad de reutilizar la basura para crear viviendas y sitios completamente habitables, de hecho el tío se construye una isla :) Otra consigue fabricar una especie de chubasquero con una célula fotovoltaica y un ventilador, que cuando ella quiere se hincha para transformarse en un habitáculo y crea una especie de refugio sobre una colchoneta, donde descansar segura. Otro resulta que confecciona unas bolsas enormes con un sistema de enganche a los árboles, para poder colgarte de un árbol en medio del bosque y tener un refugio seguro. Incluso se habla de la teoría de los recursos dispersos e integrados con el entorno, una "cueva" donde descansar y el resto distribuído por ahí (sobre esto hay que ver los bocetos para entenderlo).

Habitaciones grúa

Todos los entrevistados inciden en la idea de que "menos es más", sobre todo en lo relacionado con el lugar donde habitamos y en el buen uso de la tecnología aplicada a nuestros hogares. Insisten en la idea de que otra organización social es posible y vivir en un sitio pequeño y con las cosas justas no tiene por qué ser agobiante, sino todo lo contrario.

En definitiva, es un documental que recomiendo, que muestra a personas con una visión diferente del resto y con la determinación de hacerlas realidad. Y al que lo ve, como mínimo, le plantea preguntas y reflexiones.

Enlaces: