Durante las vacaciones de verano de 2022, tuve la suerte de poder llevarme la cámara analógica de mi padre.
Con 41 años, la Minolta todavía sigue en buena forma. Estas son algunas de las fotos tomadas durante ese viaje a Zaragoza y a la costa de Tarragona.

You may also like

Back to Top